¿Cuál es la Diferencia entre Salir y Tener una Relación Amorosa?

¿Cómo sabe que está concentrando sus esfuerzos y emociones en la persona adecuada? Algunas personas que han intentado responder a esta pregunta han descubierto accidentalmente las diferencias, a veces sutiles, pero a menudo obvias, entre simplemente “salir” con alguien y estar “en una relación” con otra persona.

Si bien estas etiquetas no les importan a algunos que solo quieren expresar amor y ser amados, saber cómo distinguir los dos puede marcar una gran diferencia, especialmente cuando se trata de establecer expectativas y reconocer limitaciones.

Aquí están las diferencias entre salir y tener una relación que necesitas saber.

El nombramiento no significa ningún vínculo serio; una relación es un compromiso real

El nivel de la relación que tienes con otra persona define la diferencia entre una cita casual y estar en una relación real y comprometida. Salir con alguien te permite pasar tiempo con alguien sin ninguna promesa de una relación a largo plazo.

Le puede interesar:  10 razones para enamorarse sin miedo al dolor

La cita puede ser íntimamente física; una relación tiene una intimidad emocional más profunda

Centrarse en el tipo y nivel de intimidad que tiene con otra persona también distingue la fecha de la relación. Aunque el primero es más físico y menos emocional, el segundo implica mayor intensidad y expresión de ambos.

La cita puede ser divertida y experimental; una relación es una decisión seria y sincera

Las citas pueden ser realmente esclarecedoras, especialmente para los jóvenes porque descubren partes de sí mismos que nunca supieron que existían. Por otro lado, estar en una relación requiere un conocimiento inicial de uno mismo para tomar las decisiones correctas y expresar un amor más sincero y genuino por otra persona.

La cita puede ser fugaz y de corta duración; una relación puede durar toda la vida

La longevidad de ambas asociaciones también es totalmente diferente. Las citas casuales pueden ser fugaces y no tienen el poder de durar más en comparación con una relación real. Las relaciones, a diferencia de las citas, pueden durar toda la vida.

La cita es impredecible; una relación ofrece certeza y estabilidad

Debido a la naturaleza a corto plazo de las citas, puede ser impredecible. Una relación, por otro lado, ofrece certeza y estabilidad, por lo que es un buen paso para compromisos duraderos que se pueden sellar con el matrimonio.

La cita es ideal para los amantes más jóvenes; una relación está destinada a almas gemelas destinadas

Los jóvenes amantes disfrutan salir por el potencial y las emociones que ofrece. Sin embargo, una vez que estas personas encuentren sus verdaderas almas gemelas, se darán cuenta de que las citas no serán suficientes para celebrar su amor previsto, y aquí es donde estar en una relación puede darles una mejor promesa de un futuro juntos.

La cita puede ser “abierta” y aleatoria; una relación valora la lealtad y la exclusividad

Hay diferentes tipos de estados de citas y uno de ellos es un tipo de configuración “abierta” o incluso aleatoria. Aquí, dos personas pueden ver otras fechas libremente sin ser etiquetadas como infieles. Sin embargo, en una relación es más singular, enfatizando la importancia de la lealtad y la fidelidad.

Le puede interesar:  9 cosas que hacen las chicas que ponen celosos a sus novios

La cita ofrece varias opciones; una relación conduce en la mejor dirección

Se le presentarán muchas opciones y oportunidades para adaptarse a sus preferencias cuando se encuentre en un escenario de citas casuales. En una relación, es totalmente diferente. Una vez que estás comprometido con una persona y tienes una relación exclusiva con ella, ya sabes que has tomado tu decisión y estás siguiendo la dirección que crees que es mejor para ti.

La cita enseña lecciones; una relación te acorta y te deja crecer

Las citas pueden cambiar la vida, especialmente porque las personas pueden aprender las lecciones de la manera más difícil. Aquí notarás las diferencias entre “amar” y “enamorarte” o entre “amar” y “me gusta”.

En una relación, estás listo para crecer porque el amor que compartes con otra persona está diseñado para nutrirte, como pareja, como amantes y como socios en la vida.

La cita te hace amar la independencia; una relación te hace valorar las asociaciones

Cuando te casas con alguien por casualidad, puedes vivir tu vida amorosa de acuerdo con lo que quieras hacer. Tienes esta libertad de elección e independencia de que puedes terminar fácilmente tu vínculo con otra persona, especialmente si ya no eres gracioso.

Sin embargo, en una relación, comienzas a comprender el valor de las alianzas y lo importante que es mantenerlas independientemente de los desafíos y obstáculos que enfrentas como pareja, porque sabes que valen la pena.

Dating te presenta gente; una relación te permite conocer a alguien más profundo

Las citas te permiten conocer a muchas personas que potencialmente pueden cambiar tu forma de ver el mundo. Sin embargo, es posible que estas personas no permanezcan definitivamente en tu vida, por lo que solo las conoces por quiénes son en el extranjero. En una relación, tienes esta rara oportunidad de conocer a alguien más profundo. Conoces sus dolores, sus alegrías y lo que los define como persona.

Le puede interesar:  15 Maneras de ser el Abuelo que tus Nietos Necesitan

La cita puede prometer muchas cosas; una relación es el cumplimiento de todas estas promesas

Las citas, como se mencionó anteriormente, presentan una amplia gama de posibilidades porque son un lugar para el autodescubrimiento e incluso una forma de conocer a personas que pueden o no jugar un papel importante en su futuro. Salir con alguien promete muchas cosas: diversión, emoción, autodescubrimiento y, a veces, una vida de amor y risa.

Una relación, por otro lado, es realmente el cumplimiento de todas estas promesas. Sabes que estás en una buena relación saludable si todavía estás experimentando las cosas mencionadas anteriormente, sin preocuparte por las despedidas y los finales repentinos.

¿Debería salir o tener una relación?

Recuerda que si bien salir y mantener una relación son dos cosas totalmente diferentes, ambas son necesarias para ayudarte a descubrirte como persona, como pareja y como amante. Ninguno de ellos es esencialmente malo porque la calidad del vínculo y la asociación que crea con otra persona siempre dependerá de su actitud y perspectiva.

La lección aquí es divertirse mientras eres joven, pero también asegúrate de guardar todas las partes especiales de ti para alguien que esté dispuesto a pasar el resto de su vida contigo.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest