12 formas sencillas de ser una persona más amorosa

No es necesario ser un filántropo adinerado o un trabajador social para cuidar de otras personas. Incluso como ciudadano común, hay formas simples pero efectivas que puede hacer para ser una persona más solidaria y útil. Esas pequeñas formas pueden tener un gran impacto en la vida de otra persona. Si desea desarrollar un corazón de compasión, puede comenzar con estos pequeños pasos.

1. Pregunte sinceramente a las personas cómo están

Lo primero que necesita aprender es cómo cuidar de lo que otros están pasando. Al desarrollar un interés en la vida de los demás, será sensible a las diferentes necesidades de las personas y cómo puede ayudarlas. Escuchar sus historias puede tocar y conmover tu corazón.

2. Esté atento a las necesidades de los demás

Otra forma de ser sensible a las necesidades de las personas es observando. Hay algunas personas que son demasiado tímidas para pedir ayuda, pero si estás atento sabrás que realmente lo necesitan. Por ejemplo, si tienes un compañero de clase que rara vez ve el almuerzo o los refrigerios, no sería de mala educación traerle comida extra.

Le puede interesar:  7 Formas Sencillas de Practicar el Amor Propio

3. Utilice las redes sociales para conectarse con la gente

En lugar de simplemente usar su Facebook para publicar sobre su OOTD o su escapada de verano, ¿por qué no usarlo para conectarse con personas que están lejos de usted? De esa manera, incluso si no está, puede demostrar cómo se preocupa por ellos. Descubra cómo les va, las noticias de sus vidas y anímelos activamente si comparten sus problemas con usted. Es de mala educación recordar conectarse con las personas cuando necesita algo de ellas.

4. Cree un horario para controlar a las personas que le importan

Estar ocupado no es una excusa para olvidarse de las personas que le importan. Gana tiempo para ellos estableciendo intencionalmente horarios para pasar tiempo, llamar o hablar con personas específicas. La comunicación constante con ellos hará que se sientan verdaderamente valorados.

5. Trate de ayudar incluso en pequeñas formas

Ayudar a los demás no siempre tiene por qué ser dar dinero. A veces, su presencia es la mejor ayuda que puede ofrecer a cualquier persona. Además, incluso las formas simples pueden ser muy útiles, como ayudar a alguien con su proyecto escolar, ofrecer un paseo a casa o dejar que alguien le preste un libro que necesita para la escuela.

6. Envíe notas sobre el estado de ánimo

Todas las personas enfrentan algún tipo de problema. Es posible que no pueda ayudarlos a todos, pero sus palabras de aliento pueden significar mucho para ellos. Si conoce a alguien que está pasando por dificultades, puede enviarle una nota personal de aliento o un versículo bíblico que pueda recordarle su fortaleza.

7. Sirva en lugar de esperar a que le sirvan

Otra forma de mostrar interés por los demás es sirviéndoles. Incluso la forma más sencilla de llenar el vaso de alguien con agua o hacer correr el plato sobre la mesa puede tocar corazones. ¿Cuánto más limpias la casa de tu amigo enfermo o lavas la ropa de tus padres? Seguramente podrán sentir tu cariño por ellos.

Le puede interesar:  36 grandes cosas de la vida que el dinero no puede comprar

8. Regala sin esperar nada a cambio

Siempre que decida entregar a otros, asegúrese de hacerlo con una intención limpia. Dáselo porque quiere bendecirlos o ayudarlos, no porque quiera que le hagan algún favor. En relación con esto, en lugar de prestarle dinero a alguien, simplemente entréguele el dinero extra que tiene y asegúrele que no tiene que devolverlo. Esto no solo será un alivio para ellos, sino que evitará que su buena relación se arruine por posibles retrasos en el pago.

9. Sea accesible

¿Alguna vez ha sentido que la gente duda en acudir a usted en busca de ayuda o aceptar su oferta? Probablemente tenga un aura intimidante debido a su estatus social o profesión. Si este es el caso, trate de ser más amable al iniciar conversaciones, sonreír a sus conocidos y llamar a las personas por su nombre. Sea alguien con quien pueda sentirse cómodo.

10. Comparte una comida con alguien que no tienes

Si tiene el dinero extra, no sería oneroso comprar una comida extra para alguien que conoce que no tiene nada que comer. Puede ser un compañero de clase, un vecino o un extraño que vive en la calle. Su simple acto de bondad podría ser una oración contestada para alguien que tiene fe en que Dios siempre nos provee.

11. Escuche con quién necesita alguien con quien hablar

No es necesario ser un mentor para animar a alguien que tiene una caída emocional. A veces, todo lo que tienes que hacer es estar disponible para la persona y estar dispuesto a escuchar sus sentimientos. Incluso si no ofrece ningún consejo, su seguridad de que le importa puede ser suficiente para que esa persona se sienta mejor.

Le puede interesar:  5 Formas Inteligentes de Lograr su Propósito de Año Nuevo

12. Ore por los demás

Otra forma de hacerles saber a los demás que te preocupas es orando por ellos. Puede preguntarle a su familia, amigos o colegas sobre sus peticiones de oración para que pueda incluirlos en su tiempo de oración personal. Puede que no sea visible a simple vista, pero las oraciones pueden hacer más que solo su dinero o ayuda física. Sólo creélo.

La compasión no es suficiente

No es suficiente sentir compasión por alguien que lo necesita. Incluso si vence las lágrimas de dolor si no hace nada por la situación, entonces su compasión es inútil. Por esta razón, asegúrese de tener el tipo de compasión que mueve montañas, lo que significa que debe llevarlo a actuar.

Sea una persona que actúa más de lo que habla. Si conoce a alguien que necesita ayuda, averigüe qué puede hacer por él. Si no puede hacer nada, puede conectarse con otras personas que sí puedan. Cualquier ayuda pequeña pero intencional puede tener un gran impacto en la vida de esa persona.

Deja un comentario

Pin It on Pinterest